miércoles, 25 de septiembre de 2013

Wind

Momentos de respiro e inspiración, huracanes de ideas y destellos de sorpresas corretean en mi cabeza. No se que pensar, no se que decir... solo quiero admirar el día y sumergirme a donde el viento me lleve, que me haga volar al lugar que más le agrade, que me deje disfrutar de lo que quiera siempre y cuando pueda sentir su brisa en la piel de mi rostro. Que venga y haga surgir dentro de mi, la pasión que tengo escondida bajo cada músculo de mi cuerpo, que recorra abiertamente cada rincón de mi ser y haga despertar en mi interior todo lo que dejé atrás, para encontrarme una vez más frente a todo lo que no puedo ser.


domingo, 4 de noviembre de 2012

Encuentro

Y así, como animales salvajes se abalanzaron sobre el lugar. Escupiendo, gritando y tirando la basura que consumían al suelo. Donde las migajas caían perdidas sobre las pozas de una lluvia pasajera.
Estaba yo ahí, pendiente como un cazador, como un ser omnipresente; viendo escondida todo lo que estaba ocurriendo. Pensando en la milagrosa posibilidad que no me vieran tras las sombras.

Eran verdaderos gruñidos los que salían de sus fauces, mientras sus bocas sucias como charcos, se abrían y cerraban sin parar. Hasta que el horror se hizo presente y un par de aquellos ojos perdidos se inmortalizó en mi efímera existencia.
Pensé correr, gritar, pedir auxilio al primero que pasase; pero me quedé inmóvil deseando que no ocurriese nada de lo que imaginaba.

Corrieron sin control en mi dirección y mi rostro se crispó en hielo, mientras respiraba profundamente para no caer de la impresión. Llegaron a mi lado con violencia y vehemencia, sin control alguno sobre sus actos, dando empujones inconscientes; al tiempo que mi cuerpo como hierro intentaba no perder el equilibrio.
Aullaban groserías y celebraban sus burdos comentarios mientras creían intimidarme, pero respirando profundamente conseguí calmar el movimiento de mis músculos que tiritaban sin parar. Estos animales al ver que no me movía del lugar, decidieron gritar aún más fuerte. Reír descontroladamente y  acudir a gestos sexuales para que temiera y huyera; pero seguía ahí, rígida ante tan absurdo comportamiento.

Después de unos minutos intentando incomodarme, los sujetos volvieron al comportamiento sin sentido que tenían en un inicio y continuaron ensuciando y gruñendo sobre el asfalto humedecido, mientras mi alma se tranquilizaba y daba las gracias por ser distinta de aquellos seres inadaptados que estaban a mi lado.


Expresar

No existe peor sentimiento, que aquel que se reprime y se oculta debajo de muchas otras emociones que se atropellan por salir a expresar cada una de las cosas que se quieren decir.

jueves, 19 de julio de 2012

Desconcierto

Cuánto troglodita que inunda nuestras calles, tantas personas retrogradas que no aceptan su propia imagen ante un espejo. Gente ignorante que busca diferencias en personas que son iguales.

¡Hasta cuando seguiremos luchando entre nosotros? ¿Cuándo dejaremos esas prácticas medievales?

¡¡Despierten!! Todos somos iguales

Pour notre terre


Ellos son como luces infinitas, como pequeños pulmones en el centro de esta tierra putrefacta y contaminada, que clama por piedad ante aquellos precursores de la vida que un día quiso generar.
Son fuegos ardientes de oro verde que crecen en la sepa de los árboles y se aglomeran sin desearlo frente a la rivera de un río joven.

Son pequeños y grandes atletas, que corren tras la ley en busca de una solución digna para nuestros compañeros menos escuchados, para aquellos que no pueden hablar pero que se manifiestan en plenitud frente a nuestros ojos, que ciegos ante la rutina se conforman con ver en televisión lo que vive tras esas puertas de acero que siempre permanecen cerradas.

Son héroes que en el anonimato hacen despertar virtudes jamás antes vista en esta década, que lo único que busca es el bien individual, esta sociedad que perjudica las buenas ideas y reprime los oficios hechos con amor hacía una sociedad más justa, libre e informada; pero también a una sociedad donde valoremos a los indefensos.

Ellos... son lideres incógnitos que ven en la naturaleza lo que nadie puede ver dentro de su corazón, para ellos que se reencuentran con ese hermano olvidado en alguna parte asquerosa de nuestra salvaje "humanidad", ese hermano que ha sucumbido ante las guerras absurdas de la avaricia y el poder. El ser indefenso que alimenta nuestros sueños y permite concretar nuestros anhelos de desarrollo sin importar el precio, el no nos cobra nada y nos permite avanzar, sin impedimento alguno; pues el vela por nuestra felicidad mientras abofeteamos su biología.

A todos los que tienen oídos para escucharle sufrir y a los que ven más allá de la destrucción, les debemos todo y cuanto queda hacia adelante, porque de ustedes depende el futuro. Pues algún día todos escucharemos ese llamado de amor que nos pide la madre tierra.


Dedicado con cariño a dos grandes amig@s...